lunes, 7 de abril de 2014

Y después de un mes



Todo un mes no subí ni una entrada y tengo remordimiento por eso. He estado muy ocupada con la universidad, haciendo trabajos de dibujo, hace pocos instante terminé la primera parte del trabajo que tengo que presentar mañana, como ya pasé la parte difícil estoy tomando un descanso.
 

Aún sigo escribiendo la corrección de «Antes de la tormenta», ya estoy en el capítulo cuatro; si tengo buen ritmo en las dos semanas que tendré de vacaciones en la universidad podré terminar más del 50% del libro. Mencioné anteriormente que hay mucha información nueva, entre ella la vida familiar de Keila.


Colocaré un fragmento sin corregir de la nueva versión de la novela:


«—He oído ese respuesta desde que tienes diez años, Keila —respondió.

Se sentó en la única silla que tenía en mi estudio, estiró las piernas y los brazos los hecho a tras de la cabeza. La pose se me antojaba presumida, en ningún instante sus ojos negros dejaron de mirarme.

Su mirada me hizo la misma pregunta de siempre, cuando dejaba un libro a medio camino: «¿No crees que es hora de pensar en otra profesión?». No era necesario que lo dijera. En los años que llevábamos de conocernos, podíamos interpretar nuestros gestos y, sobre, todo miradas.  

Ella sabía de mi decisión, pero su preocupación por mi futuro era evidente, como en cualquier profesión el éxito y el fracaso estaban en partes iguales.

Muchas veces le mostraba artículos o entrevista de escritores con fama, que contaban algunos detalles de sus libros y de algunos pequeños consejos a la hora de escribir; para una principiante como yo era de vital importancia tomar nota de ello. Mientras más informada estaba era mejor para mi desarollo. A veces, cuando le mostraba esa información me miraba y suspiraba con pesadez, incluso llegué a pensar en varias ocasiones que ella creía que era más capricho que verdadera pasión.

—Amo esto, Dana —dije.

—Lo sé —dijo pasiva.

Sus ojos negros se tornaron amorosos, como los ojos de una madre. Dana se levantó y me rodeo con sus brazos; me estrujaba.

Me encantaba sentir ese confort que sólo ella podía trasmitir, era lo que necesitaba para seguir adelante, a pesar del miedo que ella sentía ante un fracaso mío.

—Gracias. —Le devolví el apretón.»




La portada todavía no sé si será la misma o la cambiaré, me ayudaría mucho saber si quieren que la mantenga o la cambie. Y ese sería un regalito por no haber subido información sobre el libro en este mes.







Como comenté en Facebook, estoy escribiendo una historia que tiene como protagonista a una pareja heterosexual y la secundaria es una pareja homosexual, por ahora estoy yendo lento en la escritura. Y estoy evaluado la posibilidad de subirlo a la red de forma gratuita.



También, sé que no he subido ninguna reseña del desafío 12 autores del género GLBT en español, pero dentro de poco lo haré. He estado leyendo un libro de 60 páginas, de las cuales me quedé en la página 32. La autora lo publico en su blog de forma gratuita, espero que no le moleste que esté haga una reseña de su obra, cuando suba la reseña le avisaré de la entrada.




Adelantaré algo de mi primera reseña; La autora de este libro tiene un gran potencial, pero le falta ejercer más la pluma. Me sorprende la rapidez que escribe sus obras y, en ocasiones, el mensaje que trasmite. 

3 comentarios:

  1. Ojalá pronto salga esta novela para ver los cambios... <3 <3 Me gusta la portada, aunque no sé si habrá otra mejor, ya estaba acostumbrada a esta <3

    ResponderEliminar
  2. Claro que sí, Freya, hay bueno cambios. También le tengo cariño a la portada, tal vez siga usando esta.

    ResponderEliminar
  3. alguien sabe donde puedo descargar la novela antes de la tormenta

    ResponderEliminar