martes, 4 de octubre de 2016

El diario de Mirella: Día 9



Magaly al día siguiente era la de siempre, como si nunca hubiera ocurrido la proximidad sexual. En cambio yo no había podido dormir, recordaba su piel en mis manos y muchas veces imaginé que era Rosa y no Magaly quién me invitaba a tocarla.
Mi distracción me siguió todo el día. Rosa y Marco sabían que algo me pasaba, él me preguntó en el receso y terminé contándole lo ocurrido, sentía que me explotaría la cabeza sino me desahogada con alguien.
-¡Tienes qué contarme cómo hacer para ligarme a Magaly -dijo- Es cierto,  que Rosa es linda y tiene bonito cuerpo, pero  Magaly tiene a todos los chicos locos, si alguno supiera que tuviste la oportunidad de tocarla serias la envidia.
Lo miré suplicante, no quería tener a un montón de babosos hormonales haciendo preguntas sobre los pechos de Magaly, ni que Rosa se entere del incidente.
-No le diré nada a nadie, pero esta vez sí tienes que contarme cómo haces para tener a dos lindas chicas locas por ti.

No sabía qué decirle, tal vez la verdad o ser buena chica y decirle una mentora piadosa. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada