miércoles, 2 de mayo de 2018

El diario de Mirella: día 15 (lunes)


Tomar la iniciativa en algo no era la mío, yo esperaba el avance de la otra parte y ver si me convenía o no seguir, en caso de que no huía lo más pronto posible, pero no podía hacer eso con Rosa. No, ella era diferente, la sentía diferente al resto de chicas del colegio.
Rosa estaba sentada leyendo, al parecer algún manga o cómic, desde mi distancia no lo diferenciaba mucho, pero lo importante es que estaba sola.
Magaly estaba siendo entretenida por Marcos y su acostumbrado coqueteo ridículo.
—¡Hola! —dije un poco eufórica, y es que sólo hablar con ella me ponía en ese humor.
Ella sonrió y respondió el saludo más casual.
—¿Estás libre este sábado? —pregunté.
Ella parecía pensativa.
—Sí —respondió sonriendo.
—¿Vamos por unos helados? —pregunté entusiasmada.
Ella sonrió emocionada.
Helados la perdición de Rosa.
—Claro.
La felicidad estuvo conmigo todo ese día. Era mi segunda cita no oficial, por lo menos así lo categorizaba.
Lo mejor es que Rosa no me rechazó.

0 comentarios:

Publicar un comentario